Está dirigido a la empresa para la cobertura de prestaciones de fallecimiento e incapacidad de sus empleados derivadas de accidentes garantizando el pago de un capital cuando el asegurado sufre un accidente.

Autónomos: sufrir un accidente puede convertirse en una gran preocupación para un autónomo. Porque un día no trabajado es un día de sueldo perdido. Nosotros te ofrecemos soluciones.